jueves, 8 de agosto de 2019

Año 303 Inventan el Cristianismo, una novela que se las trae



¡Cuidado con los artilugios!


En una página de biblioteca-Pleyades el muy ufano Señor Conde, autor del libro mencionado arriba, dice:

“Lo he dicho en varias entrevistas:
"Tengo ganas de que al menos un detractor, un defensor de la falsificación, me diga: 'Sr. Conde, en la página tal de su libro está Vd. equivocado'."
Y me dé una razón. Aún no ha pasado.
Sí ha pasado - y se puede rastrear en varias discusiones tenidas en medios de comunicación virtuales - que ha habido detractores, cuatro, que han accedido a leer el libro. Todos ellos han desaparecido de la escena. No han podido seguir argumentando.

En lo sucesivo su postura ha sido "No sabe, no responde".
Me hubiera gustado que hubieran sido nobles y hubieran dado señales de vida. No hacía falta que se disculparan, sólo que retiraran sus objeciones… Pero no.”

La realidad es muy diferente. Cualquiera que le muestre un argumento que no puede contestar, simplemente no le permite comentar más en su página, debiendo hacerlo en otra parte. Eso me ocurrió cuando amablemente estábamos intercambiando pensamientos, y en el momento en que el asunto se le puso difícil, enseguida me pidió que no habláramos más en público, y continuáramos en privado. La conversación prosiguió, publicando el mismo parte de ella en una entrada nueva en su página (Tertulia con Edward…), hasta que al exponer en privado tres argumentos que impugnaban su prueba irrefutable fue él quien decidió cortar definitivamente toda comunicación. Por supuesto, esa parte del intercambio no figura en su página, de hecho, me ha impedido poder contestarle a su exposición final sobre el origen del acróstico “simon”, su prueba irrefutable de su controvertida hipótesis en la entrada por él dispuesta, aparentando que el tal “Edward” no tenía más nada que decir al respecto. En consecuencia, solo siendo deshonesto afirma ufano lo que transcribí arriba.

Por lo tanto, lo que este señor afirma es completamente falso. Los argumentos que rebaten su principal afirmación están, solo que él las elude y no contesta. Pueden acceder al archivo en los links respectivos desde esta página y comprobar la manera astuta de actuar de parte de este señor. En su proceder no se distingue de los líderes religiosos mentirosos y comerciantes del Logos que pululan por este falsificado mundo.

No soy ningún defensor de la iglesia católica ni propongo que el NT es la palabra inspirada procedente de Dios, pero tampoco, por simple odio a la filosofía cristiana, se inventen mentiras para destronarla. Cuestionar falsedades con otras no sirve para nada. De la única manera en que se puede señalar sus defectos es mediante la honesta razón, sin necesidad de recurrir a artilugios ni acusaciones de fraudes y conspiraciones. Es una pena que este señor mezcle los valores y altos pensamientos filosóficos de la escuela griega con argumentaciones falaces para asegurar que el cristianismo es un completo fraude inventado en el siglo IV. En vez de separar la paja del trigo en un contexto consensuado, ataca al NT como una obra fraudulenta sin más, sin darse cuenta que indirectamente también ataca el AT, de dónde el NT abreva la mayor parte de sus doctrinas y esencia espiritual. Se pueden elucubrar muchas “historias” para “explicar” quienes escribieron el NT, del cual se sospecha desde el principio que es fraudulento al carecer de los nombres reales de sus escritores (como también ocurre con la mayoría de los libros del AT), pero de allí a asegurarlo con pruebas irrefutables que fue de ésta y tal manera es muy aventurado. Tenemos otros escritores que han deducido que el fraude comenzó durante el primer siglo, otros durante el segundo, etc. Que no es historia legítima lo sabemos, pero hay quienes consideran que existió alguien que pudo servir de inspiración, lo que parece más probable para que pudiera ser aceptado más fácilmente por los judíos y resultaran más dóciles para Roma, quienes luego lo rechazaron al darse cuenta del bulo, no pudiendo impedir se formara la nueva religión judía en las comunidades helénicas y romanas con su mayoría de prosélitos gentiles finalmente llamados cristianos. Otros, en cambio, creen que fue una especie de fundición ecléctica romana para unificar al imperio. De allí que las ideas de Conde no son nuevas ni originales, pues las podemos encontrar en otros predicadores, como el caso del escritor Tony Bushby, quien ya para el año 2001 comenzó a publicar libros, entre los cuales afirma que el NT fue producido por Eusebio ensamblando diversas creencias que finalmente fueron votadas en el concilio de Nicea en el siglo IV. Para presentar evidencias de su conclusión, entre muchas otras citas relaciona pasajes de dos libros antiguos distintos, revelando no solo adónde acude para generar su tesis sino la manera en que lo hace:

"Investiga estos libros, y cualquier cosa buena en ellos, retenla; pero lo que fuese malo, lánzalo lejos. Lo que sea bueno en un libro, únelo con lo que sea bueno en otro libro. Y lo que fuese que sea reunido, será llamado El Libro de Libros. Y será la doctrina de mi pueblo, que yo recomendaré hacia todas las naciones, que no habrá ninguna guerra más por causa de las religiones”.
(El Libro de Dios de Eskra, op. cit. Capítulo XLVIII, párrafos 31)

"Hágales que se asombren", dijo Constantino; y "los libros fueron escritos de acuerdo a esto."
(La vida de Constantino, iv vol., el pp. 36-39).

(publicados en Los falsificados orígenes del NT y citados también en el blog senderolontananza)

Muchos escritores copian y pegan citando ambos pasajes para multiplicar la ideología, plagiándose entre sí. Sobre el primero mencionado ver textos sagrados, donde podemos encontrar el Libro de Dios de Eskra. Este libro es un tipo de revelación de procedencia desconocida, su relato no pertenece a un libro histórico escrito por alguna persona del siglo IV que llego a nuestros días, sino a parte de una nueva biblia o biblioteca de libros (Oahspe) escrita hacia fines del siglo XIX por un tal John Ballou Newbrough en sesiones de escritura automática, de carácter espiritista. Es decir, espíritus le revelan cómo fue la “verdadera” historia perdida por el humano. E aquí el pasaje citado de este libro Capítulo XLVIII párrafo 31. (Otro sitio de Oahspe)

Sobre el segundo, La vida de Constantino, en principio pareciera que se corresponde al escrito por Eusebio y hecho público luego de su muerte por Acacio, pero ni en el IV vol. ni en ninguna otra parte del libro podemos hallar esas pocas palabras extractadas de un contexto ocultado. Sin embargo de ese libro cita efectivamente Tony Bushby, afirmando que allí se puede leer por primera vez la expresión “Nuevos Testimonios” para referirse al NT escrito por Eusebio supuestamente desde cero por orden de Constantino, lo cual no es cierto, porque en dicho libro solo menciona que se hicieron copias de tales libros ya existentes, lo mismo a lo encontrado en el primer libro citado, del Oahspe, donde menciona que se seleccionaron aquellos que merecían serlo, desechando los que no, aunque es éste último quien manifiesta que eligieron a un hombre para ser declarado Señor y Dios, siendo su nombre Iesu, semejante al Iesu (Jesús) que murió apedreado (no crucificado), conformándose de esta manera El Libro de Libros, el decir, el NT con el AT en el siglo IV, con la clara doctrina de Jesús como Dios hecho hombre y hombre hecho Dios. Como se puede notar, la manipulación ideológica citando obras distintas para crear la confusión viene cabalgando hace rato. Miren por Uds. mismos lo que dice el pasaje aludido del libro de Acacio:

“…nos ha parecido conveniente manifestar a tu sapiencia el deseo de que ordenes (le escribe Constantino) transcribir por expertos calígrafos, escrupulosamente versados en ese arte, cincuenta ejemplares en pergaminos bien elaborados, claramente legibles y de fácil manejo para el uso, de las Sagradas Escrituras, claro está,…” (La vida de Constantino, vol. IV, 36,2)

Nada se puede hallar de lo mencionado por el “mago” Bushby ni de semejantes declaraciones hechas por otros tantos, entre ellos el “mago” Conde. No hubo un armado de libros nuevos, sino una selección y adecuación de los ya existentes propios de distintas corrientes de siglos anteriores, a los que evidentemente se les hicieron agregados y quitas. Pero, más allá de las interpretaciones sofistas de antiguos libros, la evidencia convincente que pretende instalar el autor de la saga objeto de esta entrada es totalmente inconsistente en sus mismos fundamentos, quedando visiblemente expuesto en los documentos que hago públicos a continuación.

Por eso: ¡Cuidado con los artilugios!

Para leer el archivo en .mht pulsar aquí (o en la imagen de la portada del libro al comienzo), donde podrá bajar y leer directamente el intercambio completo, aspectos relacionados con el desarrollo del mismo y su resultado con el señor Fernando Conde Torrens, el autor de la saga.


Si desean hacer sus comentarios luego de leer el material pueden hacerlo aquí mismo o escribiendo directamente a mi correo oyado919@gmail.com.

martes, 29 de enero de 2019

Cuando los Testigos de Jehová se defienden


Dado que mis comentarios en un video de Los Bereanos se encuentran desvinculados del contexto, voy a clarificar antes mi participación en ese sitio cuando comento a continuación de la apertura inicial de Patricia Martínez. 

De parte de Los Bereanos, supuestamente el tal Eric, le contesta a TJ Defendidos:

Con respecto a Miqueas 6:8, dado que su sitio web está en inglés, pensé que estaría al tanto de la traducción más reciente de 2013 que dice: "Él le dijo, oh hombre, qué es lo bueno". ¿Y qué exige Jehová de vosotros? ¡Solo para ejercer justicia, para apreciar la lealtad, y para caminar en modestia con tu Dios! ”(Mic 6: 8) El razonamiento de que los manuscritos han sido alterados es débil porque si Jehová puede conservar su nombre en copias de los manuscritos más antiguos de las escrituras hebreos, seguramente lo habría hecho en los manuscritos griegos más recientes. Nos queda por concluir una de dos cosas: 1) Satanás ganó la batalla por la eliminación del nombre divino en las Escrituras cristianas, o 2) Jehová no inspiró a los escritores a incluir su nombre. Déjame preguntarte esto: ¿Cómo se llama tu padre? ¿Con qué frecuencia te diriges a él por su nombre? Para la mayoría de nosotros, nunca hacemos eso. Nunca llamé a mi padre por su nombre de pila. Quizás la razón por la que el nombre no está allí es porque el mensaje de las Escrituras cristianas es que somos hijos de Dios. Sin embargo, el sesgo de los traductores de la TNM es probablemente la razón de las inserciones, porque están dirigiéndose a millones de cristianos a quienes instruyen para que crean que Jehová es su amigo. Solo los ungidos son hijos de Dios, el resto son amigos de Dios. * w12 7/15 p. 28 par. 7 “Un Jehová” reúne a su familia * Jehová ha declarado a sus ungidos justos como hijos y las otras ovejas justos como amigos.

Y yo, al notar algo interesante, hago el siguiente comentario a  Los Bereanos 

Muy bueno el razonamiento, especialmente cuando plantea las dos posibilidades, a) y b); solo que cuando considera que en el NT el nombre no está allí porque el mensaje que probablemente desea dar es que somos hijos de Dios, también queda en el rango de un argumento débil, porque queda mucho menos familiar y sumamente distante llamar a la divinidad por el solo título de Dios, pues sería lo mismo que si llamamos a nuestro padre "jefe". Además de ello, está el problema teológico por el cual varios pasajes del NT colocan a Jesús en la misma posición de Dios, atribuyendo los mismos títulos y funciones aplicados a Yhuh.

La discusión entre ambos sigue, y en una respuesta que brindan los TJ Defendidos a Los Bereanos, dicen lo siguiente:

Quien esté interesado en el tema y haya leído mi mensaje anterior, verá que en el caso de Miqueas, he mostrado dos traducciones al español muy conocidas y respetadas que usan la palabra “lealtad”; de modo que, si la versión revisada de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés la utiliza, difícilmente se le puede acusar de tergiversar la Biblia. Sin entrar en detalles, esa es la idea general de mi mensaje anterior, también respecto al uso del nombre de Dios: si otros expertos y otras traducciones que no tienen nada que ver con los testigos de Jehová y que no tienen nuestras creencias, han llegado a las mismas conclusiones que nosotros, es que quedan dentro de lo posible y de lo aceptable a la hora de traducir. Que uno disienta y se incline más por otras opciones que le parezcan personalmente más acertadas, es perfectamente comprensible y respetable. Pero que se nos acuse de manipular y alterar no tiene justificación.

El tema en discusión carece de mayor interés porque no se remite a las palabras originales en griego o en hebreo, solo a que fulano o mengano tradujo así o asá. No obstante, allí nuevamente me parece importante aclarar algo y participo, comentándole a TJ Defendidos:

Al confesar lo susodicho demuestran que al fin y al cabo distintos pasajes de la Biblia se pueden traducir de distintas maneras, al derecho o al revés, porque no es lo mismo incluir el nombre que no incluirlo, y mucho menos que tanto Jesús como Yhuh se confundan entre sí o resulten diferenciados. Se manipulan sutilmente las Escrituras a gusto del consumidor e ideologías reinantes. No sabría en este momento designar otra palabra mejor, pero no deja de ser manipulación, manipulación inspirada quizás, no lo sé, pero alteraciones al fin y al cabo para inclinar hacia uno u otro lado las interpretaciones partidistas. Los Testigos de Jehová hicieron las suyas, los católicos las suyas, los protestantes las suyas, los evangélicos las suyas, y así por el estilo. Sin embargo, además de estas variaciones, tenemos las incongruencias internas de los propios libros del NT entre sí, que deja muy mal parada a la Biblia como biblioteca sagrada llamada "Palabra de Dios." El tema en sí es bastante complejo como para explicarlo en pocas palabras, pero hay material de sobra de investigación mediante el cual podemos apreciar todas estas cosas que menciono. Los jóvenes y todas las personas que de alguna manera les interesen estos temas relacionados con Dios, la adoración, el culto, etc., necesitan informarse ampliamente y no solo recibir opiniones sesgadas y partidistas que anquilosan la mente.

Sin ánimo de discusión por la mera discusión, invito a quienes han sido TJ o les interesa analizar sobre lo que expongo a comunicarse personalmente conmigo, para mantener una conversación amigable y constructiva, es decir, con resultados comprometidos con el buen juicio, en el afán de conocer la verdad que todos buscamos.

Y de parte de TJ Defendidos me contesta:

Efectivamente, en muchos casos hay un cierto espectro de maneras posibles de traducir un determinado pasaje. Eso no quiere decir que cualquiera valga. Hay que analizar lo que indica el contexto lingüístico, el contexto situacional, lo que dicen otros pasajes de la propia Biblia sobre ese pasaje, etc. En este aspecto, la teología de los Testigos tiene una ventaja, y es que no está atada a credos, de modo que no tenemos problema en ajustar una creencia cuando parece apropiado, en vez de ajustar la Biblia.

Una ‘aclaración’ semejante no puede ser pasada por alto. Para terminar le respondo a TJ Defendidos:

¿Ustedes hablan de poseer una ventaja teológica frente a los demás hablando de la interpretación acorde al contexto y admitiendo al mismo tiempo que necesitan ajustar sus creencias leyendo a partir de la misma Biblia pasajes con contexto y todo que han traducido hace décadas? ¿Qué clase de ventaja es esa? ¿Qué nivel de enseñanza transmite este tipo de razonamiento en su respuesta por la que debamos prestarle atención alguna a la Biblia y a lo que creen Uds. leyendo de ella?

Mis preguntas ya fueron respondidas en su comentario, de modo que no se preocupen por responderlas. Las hice para que los demás puedan ver y entender su manera confusa y contradictoria al pretender enseñar a los demás lo que ustedes desvergonzadamente llaman “la verdad”. Deberían por comenzar a ser honestos y sinceros primero Uds.

Espero un tiempo para que Eric me responda a mi comentario hecho sobre el suyo, pero no aparece, y otra vez responde la misma u otra persona, camuflada bajo el mismo rótulo de TJ Defendidos, dirigiéndose a mí:

edgardo winczur Lamento haberle resultado confuso en mi respuesta, igual que lamento haberle dado la falsa impresión de ser desvergonzado, deshonesto e insincero. El comentario sobre la ventaja a la hora de traducir es comentario a título personal, no en nombre de los testigos de Jehová. Explicaré un poco mejor - espero - a lo que me refiero. Y lo haré con un ejemplo que puso el profesor Jason Beduhn. Al comparar diversas traducciones del NT, llegó a la conclusión de que las más precisas suelen ser las católicas y la de los testigos de Jehová, y explicó la razón. Los protestantes tienen el dogma de "sola scriptura", por el cual, todas sus creencias deben estar basadas solamente en la Biblia; de modo que en el caso de dogmas que se fueron desarrollando en el seno de la Iglesia años después de escribirse la Biblia, ellos tratan de encontrarlos en la Biblia, a costa a veces de forzar el sentido del texto original. En el caso de los católicos, ellos reconocen como autoridad no solo la Biblia, sino a los padres de la iglesia, concilios, tradiciones, encíclicas papales... De modo que no sienten esa presión de hacer que todas sus creencias tengan que encontrarse en la Biblia, lo que les da más libertad para traducir. Y en el caso de los Testigos, aunque también creemos que la Biblia debe ser la fuente de nuestras creencias, cuando encontramos en la Biblia algo que no concuerda con alguna creencia, adaptamos nuestras creencias a lo que diga la Biblia, lo cual nos da también mucha libertad a la hora de traducir.

Ya no me interesa responder en dicho sitio, de modo que brindo una respuesta que la redirige a mi blog donde aparece completa, si en verdad quieren leerla.

Estimado “no sé quién” del otro lado que defiende a los TJ: su respuesta no resuelve el planteo que expuse, porque lo que otros hagan o dejen de hacer no los exime a Uds. de lo que hacen. La opinión de ese tal Jason puede ser aplicada hasta cierto grado para los católicos pero en absoluto para los TJ. Si eso opina ese señor sobre los TJ, es porque desconoce muchas realidades de ese movimiento, o simplemente se equivoca. El punto es muy simple: ¿todavía necesitan Uds., los TJ, hacer cambios para ajustar sus creencias a los textos bíblicos? De última, ¿qué importancia pueden tener los libros bíblicos al momento de establecer las creencias que deben poseer todos los miembros TJ? Los diferentes libros bíblicos pueden leerse como se lee el libro de Herodoto o de Filón, y no para extraer teologías para imponerlas a su colectivo para que las profeticen al mundo como ‘verdades de Dios’. La imagen que Uds. quieren dar de ser solo parte de un grupo de personas que sincera y honestamente tienen su punto de vista tan respetable como de cualquier otro es una declaración falsa. Uds. no piensan eso de los demás. Y sepa además, que de la misma manera que unos establecieron temprano en su época el dogma trinitario otros establecieron el dogma arriano, además de muchos otros, y luego cada cual trata de probarlo con las Escrituras por los siglos de los siglos. Lo más grave de todo esto es que sobre la base de esas creencias los TJ dividen amistades, familias, erigen barreras en las que se aíslan fanáticamente y obligan a muchos a entregar sus vidas a la actividad proselitista de su movimiento a costa de enormes sacrificios personales. Además de ello, a causa de la imagen de imparciales, estudiosos y honestos que tratan siempre de aparentar, terminan siendo deshonestos y mentirosos al transmitirles creencias bíblicas en nombre de Jehová defendidas con razonamientos y pruebas falsas a sus miembros con tal que crean en ellas, evitando por cualquier medio tratar sus sofismas para no quedar al descubierto, haciéndose los distraídos y desentendidos. Y también en sus creencias teológicas han estado saliendo y volviendo y saliendo sobre una misma creencia, justificada siempre con los mismos sofismas cada posición adoptada cuando especialmente les interesa transmitir un posicionamiento particular para atrapar más ingenuos y mantener cautivos mentalmente a los engañados miembros. Ante ésta situación me parece ridículo que me diga “cuando encontramos en la Biblia algo que no concuerda con alguna creencia, adaptamos nuestras creencias a lo que diga la Biblia”. Eso puede, engañosamente, aplicar a quienes vienen creyendo otras cosas de otras religiones, pero en absoluto al movimiento centralizado de la WT. ¿Todavía siguen encontrando “los ungidos” de la central de Brooklyn en la misma Biblia cosas que no concuerdan con lo que creen? ¿Cuándo van a dejar de seguir encontrando y establecen de una buena vez lo que ‘la Biblia diga’? Siempre están aprendiendo sin nunca llegar a nada concreto.

Bueno, eso no lo pueden lograr ustedes ni nadie, y los jerarcas responsables de dar cuerpo a su doctrina lo saben, porque la propia Biblia es contradictoria entre sí, y además, suele ser muy difícil interpretarla, especialmente cuando aparecen arcanos, donde la interpretación real deja de ser literal. En el caso de los evangelios, ya fueron manipulados en los primeros siglos, se contradicen en sus relatos, por ejemplo, es deplorable leer sobre la pasión y muerte de Jesucristo, no se puede sacar un relato creíble limpio de los cuatro, es pura propaganda religiosa; y las cartas de Pablo (principal constructor del cristianismo totalmente ajeno a la figura del Jesús histórico), dicen una cosa en un lado y otra opuesta en otra, de allí que los estudiosos han determinado que muchas de las cartas atribuidas a Pablo en realidad son pseudoepigráficas, solo siete son auténticas de las catorce que hay, además de tener que soportar el genio fanático del fundador de la doctrina del rescate por la muerte vicaria aplicada a la restauración de Israel, algo que profetizó ocurriría en su generación, afirmando haber recibido directamente de Cristo mediante revelaciones tales saberes, y fracasó tan rotundamente como la pifiaron los TJ con su fin del mundo injusto y la llegada del reino de Dios a la tierra antes que termine el siglo XX, profetizado con toda autoridad en nombre de Jehová, respaldándose con gran cantidad de pasajes bíblicos por más de 50 años. Del mismo modo que el fracaso durante el primer siglo necesitó reescribir nuevas epístolas frente a la cantidad de creyentes que esperaban respuestas, sigilosamente reeditando o introduciendo glosas en los evangelios, cambiando obviamente las doctrinas, exponiendo justificativos nuevos para salvar los yerros del pasado, lo mismo hacen Uds. ahora. ¿Y eso es proveniente de Dios? ¿Es eso ‘encontrar cosas nuevas’ en la “Palabra de Dios” o Biblia? Seguramente siempre van a estar dando bandazos a uno y otro lado, porque esas mismas variables se encuentran reunidas en un mismo libro al que ustedes tanto realzan la canonización de ese rejunte como una obra santa y perfecta, cuando es a todas luces extremadamente imperfecta y contaminada. Esa manera de enseñar no puede venir de un Dios como el que pregonan, sino del mismo Diablo al que tanto odian, para expresarlo en sus propios términos. Es más, le diré que eso solo es proveniente del hombre llevado por sus propias elucubraciones, del inconsciente que le hace decir y creer en mentiras en su ignorancia producto de sus ambiciones personales intrínsecamente relacionada con el deseo de manifestar poder y control sobre los demás.

¿Por qué mejor los TJ no se bajan de su pedestal de soberbia sobre “la verdad” ‘basada en la Biblia’ y admiten que no pueden defender sus creencias, que todavía no la entienden, y que por tal motivo no pueden imponer nada, y dejar que cada miembro, si así lo desea, contribuya a la evolución religiosa del movimiento según como mejor entienda el mismo leyendo las Escrituras y se dedican más bien a la mejor convivencia social, sincera y edificante con todos?

Para que entiendan sobre todo lo expuesto quienes lean este discurso, les pregunto: ¿El Dios al que adoran, es un Dios vivo o es un Dios muerto? Si es vivo, como seguramente me responderán, ¿cómo es que solo pueden buscarlo en antiguas escrituras imperfectas de lenguas muertas de hace miles de años y no poder recibir de parte de Él directamente ahora, la iluminación necesaria acorde a la capacidad de cada cual para que les ayude a entender lo correcto y verdadero de todo lo que anhelan saber?

Les daré la respuesta: la iglesia católica, que produjo el canon del NT, y todas sus hijas que vinieron después, es decir, todas las demás confesiones, nunca van a permitir que cada persona pueda ser educada y enseñada para llegar a ser libre de relacionarse con su Dios de modo personal, sino que siempre deberá estar condicionada a las órdenes de sus líderes, donde explícitamente les dicen que cualquier contacto divino personal es del Diablo si no está por ellos aprobado, imponiéndoles ellos las creencias que deben tener, cuanto más intrincadas y difíciles de entender mejor, a fin de mantenerlos cautivos y obedientes, cuanto más ignorantes mejor, trabajando duro para sostener el sistema piramidal, so pena de recibir la condenación si de alguna manera dejan de hacerlo. Y si no quieren hacerlo, prefieren descreer y por falta de una enseñanza correcta se enredan en toda clase de males y conductas antisociales, para eso tienen al estado armado de su lado para que persiga e inflija castigo a todos los “criminales”.

Todas las religiones son lo mismo que el mundo en general ateo, descreen en sus fueron íntimos en la existencia de un Dios personal; ellos creen en un Dios lejano y verticalista que solo se manifiesta mediante ellos, nunca se podrá dirigir a cada ser humano personalmente, y quienes sienten que pueden, los confunden para que se dirijan a hombres y mujeres muertas llamados santos, o a un barbado invisible o a un hijo suyo angelical, pero siempre ajustados a sus directrices para que nunca se les ocurra pensar o hacer lo que deberían pensar y hacer por sí mismos.


¿Qué me responde a mi correo TJ Defendidos?

edgardo winczur Le agradezco la invitación. No obstante, no continuaré con la discusión, porque no veo que vaya a ningún sitio constructivo y en este momento no me siento inclinado a recibir más insultos y ataques. Que siga usted bien.

¡Qué lástima! Señal que me sobran argumentos. Revisé mi sitio y acusó dos entradas, lo que demuestra que entraron dos veces y leyeron mi respuesta, pero no participa porque se siente ofendido porque en el fondo no puede lograr que resulte constructiva la relación, algo que el ve de manera equivocada pensando que el problema soy yo y no él, sintiéndose débil al tener que responder las acusaciones de la que resulta objeto por defender a los TJ, aunque todo lo expresado no es más que la pura verdad. En otras palabras, cobardemente se retiró, al darse cuenta que es completamente incapaz de defender lo que expone, porque es indefendible frente a cualquier análisis racional. Cualquiera que desee pruebas de todo lo que afirmo, puedo pasarme horas exponiéndolas. Pero no me interesa exponer pruebas sin posibilidad de discusión, y me apena discutir con personas débiles de carácter que no pueden analizar los hechos sobre los cuales son parte viviente ellos mismos de una condición de vida espiritual de la cual son responsables los dirigentes de la WT.

A personas como el que se esconde detrás de TJ Defendidos, los TJ habituales, incluso los más instruidos e inteligentes, son incapaces de enfrentar serenamente cualquier tipo de cuestionamiento a su fe. Ello prefieren alejarse cuanto antes de cualquier discusión relacionada a sus creencias y sus hechos cuando desde su punto de vista no “vaya a ningún sitio constructivo”, entendiéndose con ello a que la otra persona no acepte la “verdad” que ellos predican. Esto pasa debido a que ellos solo pueden hablar con personas que saben mucho menos que ellas. Entonces es cuando se las creen que no existe posibilidad alguna de hallarse equivocados. Están tan completamente convencidos de su verdad, que cualquiera que razone con ellos señalando algún error u otro punto de vista distinto, internamente lo rechazan de cuajo, concluyendo que quién siempre tiene que estar equivocado, es indudablemente el otro, y siempre por motivos malignos o aviesos.

Esto no solo sucede con los TJ, también ocurre con otras denominaciones, especialmente evangélicas y protestantes. Es tan fuerte el rechazo de cualquier idea distinta a la de ellos, que personalizan su disgusto despreciando a las personas que son fuentes de las mismas, asociando generalmente a las mismas con actos que ellos consideran enfermizos, inmorales o “mundanos”, es decir, descarriados del bien y la salud.

Sin embargo, lo que ellos creen suele estar lejos de lo que más temen. Si bien es cierto que puede haber personas de mala vida que puedan despreciarlos verbalmente, generalmente ese tipo de personas siquiera se fijan en lo que para ellos ‘son unos bobos’, que ‘ni valen la pena perder tiempo con tales ingenuos’, a menos que puedan aprovecharse de ellos de otra manera. A esa gente no le interesan en absoluto temas espirituales de ninguna clase, son peor que los animales. En cambio, aquellas personas que tratan tales temas, que aprecian lo bueno y rechazan lo malo, viendo importante la adquisición de sabiduría, tienen otra disposición, cuyo margen de error siempre está presente aunque lo desconozcan. Por eso siempre la humildad es fundamental. La razón estriba en que nadie en este mundo sabe lo que es su vida en éste y lo que es el otro mundo después de la muerte. Si el presente al menos es malamente conocido, en cuanto al futuro, convierte a la esperanza, que es un factor aglutinante muy importante ligada estrechamente al tipo de doctrina religiosa en la que se encuentre cualquier persona, en una cuestión meramente subjetiva, carente de toda visualización realista.

Frente al tema de la esperanza, centrada únicamente en lo que pasará después de morir, existen dos posibilidades: 1) la que creen los ateos y materialistas, que una vez muerto la consciencia se pierde por completo y la persona que era deja de existir para siempre; y 2) que la consciencia sigue viviendo en otra dimensión. En este segundo punto, a su vez existen dos variantes: a) la consciencia solo llegará a vivir cuando Dios la resucite de nuevo a la vida en un tiempo futuro desconocido, y b), esto ocurre inmediatamente después de morir, o a los sumo a los tres días de fallecer.

Las variantes de la 2° posibilidad no inciden para nada en lo relativo al tiempo que la persona muerta deba esperar, porque aún si fuese resucitado después de 10 mil años de muerto, para esa persona resultaría como si hubiera despertado después de dormirse desde el día anterior. Hay casos conocidos de personas que a causa de un accidente estuvieron vivos vegetativamente, es decir, totalmente inconscientes, y al volver a estar conscientes nuevamente, incluso en un caso hasta después de 20 años, creyó que solo había pasado muy poco tiempo. De modo que tanto si despierta después de morir enseguida, a los tres días, o después de un tiempo mayor desconocido, para esa persona no transcurriría tiempo alguno entre ambas situaciones de consciencia.

Esto reduce en la práctica a solo dos posibilidades, 1° y 2°, no seguir o volver jamás a vivir después de la muerte física, o seguir o volver a vivir después de ese trance final, que de hecho lo es para todo ser biológico, salvo al parecer para ciertas especies de medusas.

Si la realidad es la 1° condición, pues una vez muerto el descanso es eterno y ya no hay más nada de qué preocuparse, pero si es el 2° caso, existe la preocupación de cómo será esa otra vida. Aquí es donde las religiones explotan esta incertidumbre cargando con obligaciones de diferentes tipos para que esa otra vida resulte satisfactoria o, de lo contrario, una existencia en dolores y sufrimientos si el creyente incumple tales obligaciones. En el caso de los TJ, ellos creen que la condenación será la inconsciencia eterna, ante lo cual los condenados pasarían a la 1° condición. Pero como el instinto de conservación siempre prima, todos quieren vivir, nadie desea pasar a la inconsciencia absoluta salvo un suicida, con lo cual la necesidad de cumplir con los requisitos que la religión impone, actúan de modo parecido en la mayoría de los individuos.

Debo decir que a pesar que los ateos y materialistas o hasta agnósticos crean que no existe nada más después de la muerte, todos tratan de alargar lo más que pueden la presente existencia, sin importar si queda ciego, cojo o paralítico, con tal que su diario vivir no sea un continuo dolor o sufrimiento. Esto es instintivo, natural digamos. Nadie quiere morir (salvo muy pocos ante situaciones muy específicas), aun viviendo una vida en la pobreza, con problemas, injusticias o hasta con ciertas enfermedades y padecimientos corporales. Esto revela que nuestro estado consciente desea seguir vivo, y busca una mejor vida siempre.

Como ya dije antes, nuestra esperanza de vida siempre busca lo mejor, pero nada sabemos de cómo será aun durante esta vida, menos sabemos de como sería en la otra, en caso de existir. Para eso existe la fantasía, que imagina cómo será. Los sueños se persiguen en esta vida, y los creyentes la continúan en la otra. Sin embargo, la fantasía siempre es lo que es, irreal. Es como cuando alguien imagina cómo será un nuevo lugar adónde va de vacaciones. Puede ser el mar o las montañas o un bosque. Todos imaginamos antes de ir de cómo será lo que nos espera, lo que encontraremos. Nadie puede evitar imaginar, fantasear. No obstante, una vez que conocemos el lugar, nunca resultará ser igual a como imaginamos. La realidad siempre supera la fantasía.
En las cosas de esta vida más o menos sabemos lo que podemos encontrar, si es un lugar que nos gustará o no, porque generalmente otras personas nos cuentan sus experiencias cuando lo conocieron. De la otra vida no tenemos a nadie, que haya sido un amigo o familiar querido, que una vez muerto, nos visitara y contara que está viviendo en otro lugar, cómo es ese lugar y que la pasa bien. Casi todo lo que sabemos de lo que cuentan, son eso, cuentos de otros, fantasías.

Frente a tal condición, resulta completamente ridícula la existencia de amargas disputas y enojos, sentimientos ofendidos y ánimos caídos cuando de alguna manera se conversa sobre doctrinas religiosas personales, cuando las mismas siempre están situadas dentro del marco de la esperanza de la vida después de la muerte. ¿Por qué motivo nos cerramos de ese modo y abandonamos una conversación viendo al otro como un enemigo del cual se debe huir si no acepta creer lo mismo? ¿Por qué motivo no aceptamos la diferencia de la posición contraria y en su lugar somos sinceros, diciendo el motivo por el cual nosotros creemos más correcta nuestra posición que la otra? ¿Por qué no dejamos abierta la puerta de la amistad a pesar de las diferencias? 

Porque para los creyentes fanatizados, eso significaría debilidad, derrota, y eso solo ocurre porque se halla en debilidad, no tiene la fortaleza de continuar. Solamente el que es fanático de algo lleva al extremo las cosas estableciendo enemistades sin motivos reales claramente perjudiciales a causa de su propia debilidad.

Quienes fundamentan todo en la Biblia se les escapan muchos aspectos cruciales. Por ejemplo, las batallas israelitas no son otra cosa que la literalización de las batallas espirituales, argumentativas, mentales. Y en Ef.6:12 dice textualmente que nuestro guerrear no es contra sangre y carne, sino contra todo conocimiento levantado en contra de la verdad de Dios (2 Cor.10:4, 5). De modo que quien se retira de una batalla argumental (o insulta y agrede al otro sin argumento alguno) es porque no puede pelear más, está vencido. Pero eso no les puede pasar a los que están con Dios y Él les suple siempre lo que necesiten para salir victoriosos, sin importar el tamaño y la aparente fortaleza del enemigo (Isa.2:11; Jer.23:29; Luc.1:51). Y todo enemigo es a la final nuestro futuro amigo.

Esto es porque las creencias sobre la esperanza, que es el ancla del alma, según expresado por un fanático creyente, al ser siempre parte de una fantasía, siempre se cumplirá, pero siempre de distinto modo al imaginado. Quienes han creído que no pasará su generación hasta que vea el cumplimiento de todo, pues se les cumplió tanto en el primer siglo como a los TJ contemporáneos, porque después de todo la vida personal nunca dura más que una generación. En ese sentido no se dijo ni se creyó en una mentira, solo se fantaseó sobre lo que no se veía, imaginando situaciones específicas. Qué importa lo que creyeron los católicos o los protestantes, sin al fin y al cabo después de la muerte ven la realidad.

Cuando una persona puede hablar con cualquiera, sin que esa persona represente para él un peligro o una tentación de caer en el mal o de sentirse que puede ser desviado de sus ideas y por ello pecar contra Dios, entonces esa persona es fuerte, completa, perfecta, segura de sí misma. No le teme a nada de lo que pueda ocurrir, y siempre está abierto y dispuesto a participar si cualquier otra persona se acerca, lo busca o lo enfrenta en el área del pensamiento, doctrinas o ideas. Y aunque el resultado inicial sea negativo, esa persona nunca cierra la puerta de cualquier otra oportunidad futura, porque nunca se enemistó con nadie por causas de creencias. Por eso, es un absurdo de parte de quienes se consideran poseer “la verdad” no puedan defender su posición frente a cualquiera, retirándose de la pelea. Si no pueden hacerlo, entonces será mejor que recapaciten, porque es evidente que no están en ninguna verdad de la que ellos creen. Su fantasía todavía es demasiado fantástica en la que sus sentimientos todavía la descreen. Solamente la persona que está convencida en sus sentimientos más profundos no tambaleará sin importar la posición de otras personas, transmitiendo siempre su luz confiadamente a todos.

Después de todo, esa salud mental es la que todos deseamos poseer, que nos permitirá transitar esta vida en paz hasta el final, por eso, procuremos alcanzar esa paz, paz con todos, y después…veremos…

Mi deseo es que todos puedan tener otra vida mejor que la actual, incluso me da pena el ateo, que no espera nada, me gustaría que la tuviera, que tuvieran la posibilidad de alcanzar una existencia mejor que la vida humana presente, sin importar los bienes materiales, porque este mundo es injusto en ese aspecto, y tales bienes no hacen felices y a vivir en paz a las personas. Son solo alegrías pasajeras. Tampoco la vida consiste en vivir experiencias extremas, conocer lugares nuevos, viajar por todas partes, comprar de todo, tener éxito, llegar a ser importante o superior a otros, un ganador. Todo eso es vacío, falso, no hay nada bueno en eso, solo son pasatiempos vertiginosos. 

Por eso, deseo que todos pudieran conocer de verdad lo que es lo bueno, más allá de lo que crean ahora. Tan solo imaginar que un mundo mejor es posible, y que si es posible, también puede serlo en otra parte, y que tiene que ver con nuestra mente, me hace desear eso para todos. Y si lo bueno existe, ¿por qué no puede existir algo así? ¿Por qué creer solo en que nada de eso es posible? ¿Por qué cercenar nuestra fantasía?
Después de todo, está demostrado que quienes viven bien en su mundo de fantasía, viven mejor que aquellos que se la han negado a sí mismos. Si eso es saludable a la mente, entonces es bueno, y si es bueno, no puede ser una mentira.

¡Saludos cordiales y paz a todos!

Nota: Con respecto a Miqueas 6:8 la Biblia de Jerusalén 3° edición usa la palabra lealtad en vez de amar la piedad de versiones anteriores o la bondad, el bien o la misericordia, presente en otras traducciones hispanas católicas y protestantes. Que una expresión hebrea o griega antigua posea tantas acepciones, al menos tres bien distintas, por sí solo demuestra la inexactitud y ambigüedad de las Escrituras al momento de traducir.

domingo, 27 de enero de 2019

Conceptos fundamentales de Swedenborg


El místico sueco repite muy a menudo dos aspectos centrales de la doctrina de lo que el mismo llama de la “Nueva Jerusalén” o nueva iglesia restaurada por el Señor. De hecho, estos dos aspectos se corresponden a la principal característica que define al cristiano que ganará el cielo de aquel que casi seguro irá al infierno, un lugar muy difícil de salir sino imposible, según el sueco. Habrá personas que nunca podrán aceptar esta doctrina que denomina “verdadera” para contraponer con las falsedades de la Palabra generada por los falsos cristianos, aquellos que en el NT es conocido como “el anticristo” o el “hombre de desafuero” o la “apostasía”. 

Estás dos enseñanzas son: a) Que Jehová y Jesús son la misma persona, el mismo Dios, el Creador, arremetiendo contra la doctrina trinitaria de tres personas en un solo Dios, así contra el arrianismo  y el socicianismo, que enseñan que el Padre es una persona distinta del Hijo, y b) la salvación no viene por los méritos de la muerte de Cristo en la cruz creyendo con fe en ello, sino que la fe de la que trata es la de creer que Dios existe y que la salvación viene como un acto de justicia mediante el cual por la buenas obras que el cristiano que tiene esa fe acompañada de la doctrina correcta hace para con Dios y su prójimo. Y si esto no logra hacerse en la presente vida, pues entonces tendrá la oportunidad de hacerlo en la siguiente. 

Estos dos aspectos se repiten muy a menudo en relatos de visiones donde se escuchan conversaciones con ángeles celestiales y espirituales discutiendo con espíritus infernales, que rechazan esas doctrinas, y que por lo que sabemos, no las enseñan la mayoría de las confesiones cristianas, porque para ellos Dios es una trinidad de personas en un solo Dios y la salvación es por la sola fe que abre la posibilidad de recibir la gracia o bondad inmerecida de parte de Dios mediante su hijo muerto en la cruz.

Dicho de esta manera, todas las confesiones cristianas de hoy están en el error doctrinal. ¿Duro, no?

¿Que opina, estimado lector, al respecto?

jueves, 15 de noviembre de 2018

¿Por qué los ateos se contradicen tanto?



Cuando los ateos cuestionan a los creyentes lo hacen sobre el fundamento de su creencia sobre Dios: ¿por qué motivo, si realmente existe un Dios todopoderoso que es amor existe un mal estructurado contra el cual todo ser humano debe luchar para sobrevivir hasta que finalmente debe morir? Si Dios existe, entonces debe ser tanto bueno como malo al mismo tiempo. Como eso sería contradictorio, y los creyentes también lo niegan, entonces es mejor decir que Dios no existe.

Para el mal los creyentes en Dios atribuyen su origen al Diablo, su causa, que para ellos además se ocupa de perpetuar, pero el problema consiste en que no existe una respuesta de parte de los creyentes que resulte satisfactoria en explicar cómo es posible que ese Diablo sea Todopoderoso también, ya que Dios no puede con él. Responder que el Diablo, como agente externo al hombre, lo es por elección propia genera una situación inaceptable, porque solamente alguien puede causar males por ignorancia, origen de odios y peleas. ¿Qué gloria y honor puede atribuirse a personajes de ese tipo? Ninguno, por supuesto. Pero además, ¿qué podemos decir de los males propios de la naturaleza, en medio de la cual se percibe la vulnerabilidad del ser humano? ¿Es ignorancia o sistémico? Sobre esto los creyentes en un Dios Bueno no tienen respuesta, salvo hablar sobre el concepto del mal en sí mismo, dónde si algo es malo es porque debe existir algo que es bueno. Y si hay algo bueno, eso pues debe ser Dios, y punto, algo bastante infantil.

Cuando el humano habla del mal se refiere a todo lo malo estructurado, todo aquello que le causa dolor, sufrimiento, angustia, problemas, perjuicios, contra los cuales requiere de esfuerzos, lucha, etc. Por ejemplo, los fuertes vientos, las inundaciones, huracanes, son algo malo por los estragos que causa, muertes, pérdidas económicas, etc. La contraparte de ese mal es obviamente el buen tiempo, lluvias y vientos suaves, ni frío ni calor excesivo, etc. ¿Significa por ello que el buen tiempo es Dios porque equivale a lo que se considera bueno? ¿O es Dios el originador del buen tiempo y el Diablo del malo? Personalizar los procesos y efectos naturales no parece corresponder a mentes inteligentes.

El promedio de vida de la mayoría de la gente trabajadora de hace un siglo era menor a 50 años, mientras que hoy supera los 65 años, y poder vivir más años y mejor gracias a los avances no solo en medicina sino en tecnología de la producción no se lo debemos a ningún Dios religioso que haya hecho algo. Los virus, bacterias, enfermedades degenerativas son males contra los cuales la medicina ganó batallas contra la naturaleza de Dios para prolongar la vida de millones de personas. En tal caso, los médicos y científicos son quienes se arremangaron los brazos y han buscado las formas de mitigar los males propios de la naturaleza, algo que cualquier ateo diría por qué no se encargó Dios de eso si es que existe y ya sabía de antes cómo evitar tales males. Sin embargo, por miles de años la vida humana ha sido una desgracia constante, solo algo mejor ahora gracias a los avances tecnológicos durante el siglo XX. Fue acaso Alá, Jehová, Yavé, Krisna, Jesús o algún otro Dios que produjo eso. No, fue el ser humano dedicado a la investigación, estudio y aplicación de sus conocimientos, que tan duro le ha costado obtenerlos y nunca algún Dios le pasó dato alguno para que pudiera mejorar su nivel de vida. Por lo tanto, de esas cosas evidentemente buenas producidas solo se la debemos al trabajo del ser humano y no de algún Dios, pues nadie ha sido testigo de haber visto que algún Dios religioso haya hecho alguna cosa buena por la humanidad.

¿No parecen argumentos suficientes para desestimar la existencia de Dios alguno? Un ex-presidente latinoamericano dijo en una ocasión: "He visto tantas cosas que es imposible creer que exista un Dios que se preocupe por lo que nos pasa". Los ateos parecen tener suficientes razones para establecer que el ser humano hasta es mejor que Dios, si existiera, claro, por eso simplemente no puede existir. Irónicamente expresan "Gracias a Dios soy ateo". Sin embargo, ¿no están los ateos frente a una contradicción abismal? ¿Cómo es posible que como humanos podamos razonar sobre el bien y el mal y al mismo tiempo negar la existencia de la razón? "No, no, pero pare, yo no niego que exista la razón, mediante la razón he descubierto que Dios no existe?" ¡Ah, que bien! Es decir, la consciencia del ateo niega la existencia de cualquier Dios, es decir, una entidad suprema regente universal, simplemente porque cree tener razón. ¡Magnífico! ¡Y encima se cree razonar mejor que cualquier otra mente! ¿No será más bien que algunas de tales razones lo llevan a concluir de modo extremo, por ejemplo, al fundarse en las razones de los creyentes? Nuestras razones son perfectibles, del mismo modo no importan mucho las razones de quienes proceda, sea de ateos o de creyentes o de agnósticos o de lo que fuera. Todos estamos en un proceso de aprendizaje en nuestras capacidades de raciocinio, de juzgar y dictar sentencias.

La vida humana en esta tierra, si existiera un Dios, es como si a propósito ese Dios se propusiera castigarla, y todas las mejoras solo son atribuibles al esfuerzo humano para atenuar y poder alegrar en algo la cruel existencia. Desde hace miles de años la humanidad ha estado viviendo vidas miserables, en aprietos, enfermedades, muertes prematuras, y en una gran ignorancia. Si un Dios creó al ser humano, es como si nos hizo para padecer, atados a condiciones de vida duras, donde los injustos y malvados hacen de las suyas sin poder la mayoría quitárselos de encima, salvo mediante cruentas revoluciones, debiendo una gran mayoría laborar duro para mantener un séquitos de parásitos y sinvergüenzas que los dominan.

Todo lo que conocemos como vida en la tierra cumple ciclos, todo lo biológico se renueva mediante las nuevas generaciones. Los árboles que antes lucían vigorosos dando abundantes frutos, con el tiempo decaen y finalmente mueren, siendo suplantados por nuevas generaciones. Lo mismo ocurre con toda clase de vida animal. Y esto viene sucediendo desde hace millones de años. De modo que, el bien y el mal son conceptos aplicados según lo que cada uno percibe de tal hecho. La muerte puede ser vista como algo malo, pero permite la renovación, nuevas cosas presentadas de distintas maneras, ausencia de aburrimiento. Si vemos a la muerte solo como el fin de algo para que venga algo nuevo, es decir un cambio completo de algo, no sería del Diablo eso, sino de Dios.

Por ello, cuando Lewis se pregunta: “¿Con qué estaba comparando este universo cuando lo llamaba injusto?”, pues, se estaba comparando a sí mismo con el mundo exterior y su respuesta sentida en su vivencia interior. En su ser interior estaba aquello con lo que comparaba para sacar conclusiones de todo lo externo que experimentaba.

Los religiosos y teólogos llevan a confundir a los pueblos al enseñar que el mal es todo tipo de pensar u obrar en contra de lo que "Dios ordena en la Biblia", y que Dios es solo un ser externo que reina en el macrocosmos. Y como lo que ese Dios enseña de cómo debe ser el hombre ningún hombre lo puede cumplir, porque odia a su prójimo, roba, mata, desea fornicar, etc., el ser humano es un pecador irremediable, ante lo cual su salvación solo es posible por el padecimiento de otra persona ajena a sí mismo, llamada muerte vicaria. Pocos llegan a entender que para que el ser humano no hiciera tales cosas, no deberían existir injusticias, necesidades imperiosas a cubrir y deseos sexuales difíciles de satisfacer, porque se vuelve incontrolable el hombre cuando se encuentra sometido a gran presión por alguna de tales situaciones. En otras palabras, no deberían existir humanos, o los humanos deberían odiar el cuerpo de carne en el cual sus consciencias viven. Pero la humanidad existe y no se puede aceptar una existencia contrapuesta como una realidad solo para testificar de la existencia de Dios, porque significa una existencia ruinosa sin salida.

Noten los cristianos por cómo es descrito Jesús, su maestro al cual deben seguir sus pisadas o ejemplo (1Pd.2:21; Mt.16:24; 1Jn.2:6), si es que en verdad se consideran cristianos: un varón que nunca tuvo relaciones sexuales, con lo cual nunca trabajó para formar una familia. ¡No tenemos ejemplo de él de ser un padre de familia para imitar! El NT lo describe como alguien que va en contra de la procreación y de los deseos ‘naturales de la carne’. Es como si el personaje descrito, si viera una hermosa mujer desnuda no sentiría absolutamente nada desde su adolescencia y toda su etapa de varón joven, lo que eso nadie lo cree, por lo que debe entenderse, no que se controlaba “perfectamente”, más bien, si no era un asexuado era alguien que, alterado o no despreciaba la naturaleza de su cuerpo humano. Los animales machos bajo el poder de una hormona, la testosterona, sienten un impulso sexual irresistible, algo natural implementado en todos para asegurar la reproducción. Eso hace que los humanos trabajen por los bienes de la vida animal para perpetuar su descendencia. Al actuar en contra del poder de esta hormona, Jesús estaba obrando en contra de su función: la existencia de la sociedad humana. Con eso, y lo digo con la autoridad que el mismo NT claramente expone, estaba predicando, claramente testificando tan solo por su forma de obrar una negación de la vida o existencia humana, de consciencias en un cuerpo animal. Cuando la existencia de egos humanos en cuerpos animales es despreciado de la manera que lo demuestra el NT (Lc.14:26, 27), entonces se aceptan las injusticias y demás sufrimientos como parte de una situación que debe necesariamente pasar hasta que tales egos puedan existir en una dimensión de vida dónde esas situaciones propias de las formas de vida animal ya no estuvieran reinando o dirigiendo a los espíritus vivientes (1Cor.6:13; 15:42, 50; 2Cor.5:1). De esta manera la vida humana consiste en percibir, comprender y finalmente ‘aguantar los males de la carne’ hasta que los mismos pasen.

En consecuencia, lo malo de la vida es ser conscientes de vivir en cuerpos animales, por eso solamente el ser humano siente vergüenza de sus partes reproductivas y ejerce la obra del coito en la oscuridad y en lugares donde ninguna otra persona pueda verlos (Jn.3:20). Todos lo justifican diciendo que se trata de la intimidad, y la intimidad es eso, es algo privado al que nadie tiene derecho a ver. Y si alguien externo lo ve eso es por causa de no tomar las debidas precauciones, y de esta manera los que se dejan ver serían culpables de estar practicando la pornografía, la excitación a la fornicación, a la lascivia, etc. Todo parece un argumento muy sólido. Pero también en la intimidad se forjan las mentiras, los engaños y el fraude. Aparentamos ser lo que no somos escudándonos en la intimidad.

Ahora bien, si las Escrituras enseñan que Dios creó al hombre y a la mujer y los bendijo para que se reprodujeran, ¿cómo se entiende esto? ¿No hay una clara contradicción?
Seguramente si entendemos la reproducción en sentido literal y no espiritual. Lo malo no son las relaciones sexuales ni la reproducción en el reino animal, sino el de ser personas espirituales en cuerpo animal, un cuerpo bastante deficiente en muchas cosas, inservible para alojar espíritus elevados. ¿Acaso, podemos ser personas de otra manera? Sí, esas son las personas naturales, espíritus inferiores que ven la existencia animal como la única forma de poder existir, viviendo una existencia dual, hipócrita, negándose espiritualmente. Para cuando esa persona se transforma y llega a ser una persona espiritual de un orden superior, su enfoque cambia y ya no desea una vida o existencia en cuerpo animal.

Debemos recordar que esa bendición fue dada antes que el hombre sintiera vergüenza de estar desnudo, es decir, cuando todavía, o era un inconsciente de su condición espiritual, o bien, no eran espíritus encerrados en cuerpos animales sino libres. Y cuando pasó a tener descendencia, fue a partir de su consciencia espiritual de estar aprisionado en un cuerpo de animal moribundo. A partir de entonces, la meta de todo ser espiritual es dejar su cuerpo animal. Eso es lo revelado con toda claridad en el NT, un camino abierto por el Señor Jesucristo, una entidad generadora de un ideal aparentemente nuevo, pero que sin embargo era ya parte de un antiquísimo arquetipo, razón de su atracción a las almas humanas. Esto se interpreta en la Escrituras como la regeneración (resurrección), un proceso de aprendizaje mediante experiencias y conocimientos hasta alcanzar finalmente la liberación. Es una construcción proveniente del idealismo oriental. Ese es pues el sendero o camino del bien, de la verdad y la vida, y lo opuesto o negación de ello es el mal, pero solo el mal para lo que es humano. Por lo tanto, el mal no es el pecado visto como las obras animales, sino de ser espíritus atrapados en dichos cuerpos físicos propios de la naturaleza animal. Como espíritus libres existimos como criaturas creadas sin relaciones sexuales, en ausencia de apetitos carnales de cualquier tipo. Es decir, no somos el resultado del apetito o deseo de otros, sino de la voluntad de Dios, voluntad en la que cada uno participa de su propia creación.

martes, 12 de junio de 2018

Explicaciones no tan claras


En la página de Wikipedia donde trata sobre la aberración estelar aparece un gif para demostrar que si existiera un éter fijado a la Tierra la aberración estelar no aparecería. Invito a los lectores a verlo y leer la explicación relacionada. El pie de texto del gif al final afirma:

“A la derecha, la aberración desaparecería si el éter se moviese con el telescopio, por lo que el telescopio no necesitaría estar inclinado.”

Pues bien, tomando una imagen de dicho gif y las distintas posiciones del fotón hasta que llega al fondo del ocular del telescopio que se mueve, igualmente se puede apreciar la formación de un ángulo a entre la posición del fotón en f2 al llegar al objetivo viajando por la distancia dx desde una posición por debajo del supuesto límite externo del comienzo del éter que acompaña a la Tierra en f1 con la posición del fotón antes de ingresar al mismo en f0.

Durante el tiempo del viaje del fotón entre f1 y f2 la Tierra se mueve a una velocidad de 29,8km/s en la dirección indicada, lo que produce el acompañamiento de la trayectoria del fotón alineada al telescopio en el tramo dx, separándose de la trayectoria previa del fotón desde la estrella hasta antes de ingresar al campo del éter que acompaña a la Tierra en f0.

De esta manera, se forma el ángulo a en la misma dirección opuesta al movimiento aparente de la estrella como ocurre en la realidad, debiéndose igualmente tener que desviar el telescopio que debería apuntar donde se encuentra la posición real de la estrella en f0 a la posición aparente correspondiente a la trayectoria f1-f2, con lo cual dicho gif no sirve para explicar correctamente la necesaria ausencia de una propagación radiante atrapada por el campo etéreo terrestre.


Es importante tener en cuenta que el “limite” del éter pintado de celeste no impide ver más allá del mismo, con lo cual igualmente existirían dos posiciones de la estrella, una aparente y otra real, producto del movimiento de la Tierra.

Otro detalle importante es que el ángulo no debe tomarse desde la posición de cuando el fotón llega al ocular, sino, tal como lo muestro, al momento de ingresar al objetivo. La trayectoria interna de los fotones en el telescopio, acorde a experimentos como el de Airy, no influyen en el ángulo de aberración.

EW Junio 2018

domingo, 10 de junio de 2018

¿Cuál es su nivel en ciencias y tecnología?

En un sitio sobre ciencia se mencionan 10 preguntas que el gobierno de EUA les hace a sus ciudadanos para evaluar sus conocimientos científicos generales, publicadas en NSF y referidas al capítulo 7 en ciencia y tecnología. También se repitió el experimento en otros países. Las preguntas o afirmaciones que hay que contestar por verdadero o falso, son las siguientes:


1.    El centro de la Tierra está muy caliente
2.    Los continentes han estado cambiado su ubicación durante millones de años y continuarán moviéndose.
3.    La tierra gira alrededor del Sol o el Sol alrededor de la Tierra. ¿Cuál es correcta?
4.    Toda la radiactividad está provocada por el hombre.
5.    Los electrones son más pequeños que los átomos.
6.    El láser funciona enfocando las ondas de sonido.
7.    El universo comenzó con una «gran explosión».
8.    Es el gen del padre el que decide si el bebé es niño o niña.
9.    Los antibióticos matan virus y bacterias.
10.  Los seres humanos, tal como los conocemos hoy, se desarrollaron a partir de especies de animales anteriores.


Las respuestas correctas asumidas por el experimento son:



1.    Verdadero. Los científicos estiman que el núcleo de la Tierra supera los 6.000°C, casi la temperatura que se encuentra en la superficie del Sol.
2.    Verdadero. Placas de corteza de tamaño continental forman la capa más externa de la Tierra y se mueven y regeneran constantemente.
3.    Es la Tierra la que gira alrededor del Sol.
4.    Falso. La radiación natural está en todas partes, especialmente en el espacio. Pequeñas cantidades están presentes en el suelo, el agua y la vegetación.
5.    Verdadero. Los electrones, junto a los protones y neutrones, forman los núcleos de los átomos.
6.    Falso. Los láseres concentran ondas de luz, no ondas de sonido.
7.    Verdadero. La del Big Bang es la teoría más aceptada hoy en día para explicar el comienzo del Universo. A partir de un punto de densidad infinita, el Universo comenzó a expandirse y creó las galaxias, las estrellas y planetas.
8.    Verdadero. El sexo está determinado por dos cromosomas, y el esperma lleva uno de ellos: un cromosoma X (femenino) o un cromosoma Y (masculino).
9.    Falso. Los antibióticos solo matan las bacterias, no los virus.
10.  Verdadero. La evolución no solo dio origen a especies como la nuestra, el Homo sapiens, sino que continuará moldeando las formas de nuestros descendientes.

La tabla con las preguntas y los resultados puede ser vista directamente en lapágina de NSF. La sección que más interesa al tema que planteo es la comparación entre personas con altos niveles educativos. En el análisis expuesto trataré de mostrar dos aspectos, uno de normativa social y el otro de manejo del poder.


La 1ª no parece difícil asumirla como afirmativa cuando se ven las erupciones volcánicas. De todos modos, las estimaciones de los valores térmicos son el producto de cálculos teóricos. Nadie está seguro de los grados de calor que hay en el núcleo.

Las siguientes tres son algo más simples, en especial la 3ª, aunque para la 2ª de cualquier manera hay muchas personas que todavía desconocen la tectónica de placas, por cuyo motivo existen volcanes en las zonas de subducción y se forman montañas allí, mientras que en otras regiones se forma nuevo suelo a medida que se separan las placas, como por ejemplo, en medio y a lo largo de todo el océano Atlantico desde Islandia hasta casi la Antártida. Y la 4ª, que también es de geología, igualmente hay muchos que desconocen la existencia de rocas radioactivas naturales. No obstante, aquí la intención parece girar en dejar claro que no es el humano el culpable de generar radioactividad, como dando a entender que en la Naturaleza también existe. Pero, claro, no se aclara que la existente de manera natural se encuentra a niveles muy inferiores y “naturalmente enterradas” a aquellas por las cuales el humano es culpable.

Al llegar a la 5ª hacen una pregunta de acuerdo al modelo atómico de Rutherford y Bohr, que actualmente ha sido descartado por la mayoría de los físicos, salvo por profesores que deben ajustarse al programa educativo y divulgativo oficial en todos los países en consonancia con los medios divulgativos, que repiten tales conocimientos en programas de alcance público por distintos canales televisivos y de Internet. Justamente por dicha causa, todavía el esquema antiguo sigue vigente por una extraña razón que no se puede entender. Encima, la información complementaria a la respuesta es incorrecta, porque sitúan a los electrones como parte del núcleo de los átomos, cuando acorde al modelo en que se fundamenta la pregunta son externos al núcleo. Por otra parte, las evidencias científicas actuales revelan que en esencia el electrón es la manifestación eléctrica de un átomo cuyo núcleo es el mismo electrón, constituyendo la parte más densa del mismo, con lo cual tendría el tamaño del mismo átomo y no que son más pequeños ni partículas de materia girando alrededor de otras partículas de materia llamados protones y neutrones. El tan famoso símbolo de la era atómica no es tan cierto como parecía. De hecho, si uno consulta paginas como Wikipedia, notara que apoya la idea de un “núcleo denso rodeado por una "nube" probabilista de electrones”, sin aclarar de qué cosa es esa misteriosa “nube” de la que habla. De hecho, cualquier enciclopedia oficial mostrará que hasta el día de hoy no existe un consenso científico claro sobre la estructura atómica. Sin embargo, como algo deben decir, siguen sosteniendo la idea de “partículas elementales” conformando dicha estructura, con lo cual la idea del símbolo atómico clásico sigue vigente en la mente de la sociedad humana. Frente a esta realidad, suponer un buen nivel educativo con saber responder una pregunta acorde a conceptos de una ciencia des-actualizada, revela la ignorancia general del sistema sobre la realidad científica actual. Se pueden percibir distintas causas de la inercia educativa, entre ellas dos importantes. Por un lado la necesidad de sostener una autoridad superior directora a toda costa, fundamento esencial de cualquier civilización de estructura piramidal; y la otra, a la tamaña transformación que demandaría en las distintas materias la readecuación necesaria, en campos tales como la química y la electrónica, debiendo corregir y reescribir nuevas teorías y formulas matemáticas acordes a las nuevas interpretaciones para seguir avanzando en cada rubro, cuando las antiguas parecen funcionar todavía muy bien en los diversos adelantos prácticos para la vida cotidiana.

 La pregunta 6ª también no es muy difícil, pues todo el mundo sabe que el láser es una luz concentrada. Suponer que concentra ondas sonoras para producir luz es más bien una pregunta dirigida a personas muy despistadas o a alguna comunidad cultural alejada de la civilización.
                   

En la 7ª surge otro problema. Es cierto que el Big Bang es la teoría más aceptada porque se habla de ella todos los días en los medios de comunicación, pero es al mismo tiempo la más incorrecta de todas, porque contradice a la misma ciencia general. Se parece más a la teoría del Génesis bíblico, y en EUA como en otros países (la lista por orden de puntajes es Canadá, Israel, la UE, Corea del Sur, EE.UU., Suiza, Japón, Malasia, India, China y Rusia) la gente religiosa y creyente a lo mejor no quiere enterarse que el universo no necesitó de ningún Dios que lo creara. Como hoy día está tan de moda y la preferencia de muchos la convierte en favorita, cualquiera respondería “afirmativa” por haberla escuchado en los medios, pero no entiende en absoluto sus aspectos físicos controversiales, como por ejemplo sobre la singularidad o “punto de densidad infinita”. No obstante, muchas personas cuestionan este tipo de teoría que se desea imponer culturalmente. La respuesta correcta a esta pregunta sería: no se sabe si el universo tuvo un origen común o no. Lo más probable seria que nunca tuvo principio, pero el actual es completamente distinto al antiguo.

La 8ª y 9ª son de biología, y requieren poseer ciertos conocimientos. En la 8ª no todos saben que el cromosoma masculino solo lo lleva el padre, pero a veces se combina un X del padre con el X de la madre y se produce una beba. Solo si llega al óvulo un cromosoma Y, el bebé resultará varón. Y tal parece que no todo se debe a simple azar según revelan ciertos estudios. La 9ª es cierto, mucha gente desconoce que los antibióticos son inútiles para tratar virus.

Y finalmente, la 10ª, plantea la teoría de la evolución del ser humano. Sobre este tema también sucede algo parecido a los otros temas científicos. Creer que los seres humanos somos la consecuencia de un largo proceso evolutivo animal es más bien una creencia en una teoría
        
con evidencias muy pobres y mayormente sesgadas y no una verdad científica incuestionable. Tampoco se trata de no tener opción y entonces estar obligados a creer en la Biblia y no en la ciencia, porque la primera solo hace afirmaciones de creencias antiguas también demostradas erróneas. Para poder tratar este tema con la altura correspondiente, primeramente deberíamos responder a muchos fenómenos paranormales reales, saber lo que es la conciencia y comprender el significado de nuestra existencia, un aspecto psicológico necesario y completamente real para no sucumbir en un vacío existencial, vacuidad característica observable en la conducta y pensamientos de muchas personas en la sociedad civilizada y de elevada educación actual.

La civilización, de la cual a veces nos jactamos de pertenecer a ella, es un sistema normativo piramidal mediante el cual somos regidos para creer y pensar de maneras predecibles con propósitos determinados, mucho de los cuales siquiera estamos conscientes de ellos. Las capacidades individuales para sopesar los conocimientos que nos han sido inculcados suele ser de un nivel demasiado bajo para actuar con criterios mesurados y seguros. No obstante, gracias a la libertad de expresar opiniones mediante Internet, hoy día muchas personas pueden acceder a los mismos y ejercitarse en ellos usando de su capacidad reflexiva para aumentar su comprensión personal del mundo.